En busca de la innovación: la foto de perfil dinámica

Todas las personas buscan una imagen especial, una imagen donde ellos mismo salgan bien, muestren su lado bueno y la sociedad tenga una reacción positiva ante los demás. Pero no hablamos de una foto para enmarcar o llevarla en la cartera. Hablamos de fotos que son vistas virtualmente como las fotos del perfil en las redes sociales. Fotos vistas por cientos y miles de personas. Difícil elección , ¿verdad?

Las plantillas de los perfiles en dichas redes han ido cambiando con el paso del tiempo, moviendo los bloques que las componen o incluyendo otras funciones. Pero la foto del perfil siempre está presente como la parte más importante del perfil. Solo hace falta ver las fotos de LinkedIn y fijarnos en qué tipo de foto marca la norma del perfil.

Pero una cosa está clara, la foto siempre es estática. El dinamismo como parte de la foto principal de momento no ha sido impuesto pero… ¿cuánto queda para que podamos ver las interacciones en nuestros perfiles?

Han pasado varios años desde que el uso de la imaginación en el mundo literario y cinematográfico nos brindó escenas tan curiosas y originales como las cuadros parlantes de Harry Potter. Personajes retratados y con vida dentro de un cuadro colgado en la pared. Además, las personas podían mantener conversaciones con ellos así que la diversión estaba servida. Como concepto nuevo y revolucionario de estos cuadros parlantes podemos aplicarlos a la vida real como GIF, un ciclo de numerosas fotos que reproducen una escena, pero el cual muestra el corte para volver a empezar.

Los gif son usados como mini clips para mostrar imágenes con connotaciones graciosas en un muy breve período de tiempo. Por lo tanto y hasta el momento la imagen estática gana sobre los gif pero ¿y si lleváramos ese ambiente de retrato de perfil a una imagen con movimiento natural? Stefan Heinrichs y Samuel Perriard lo han conseguido con unos vídeos ambientados en retratos de estudio. Pero con un factor sorpresa: al final la foto no es foto y además se mueve.

 

El uso de este tipo de material en el mundo de la moda online puede llegar a revolucionar la forma de enseñarnos las prendas. Pasando de un escaparate en el que puedas moverte haciendo click en “siguiente” a un clip en el que puedas ver cómo es realmente la prenda. Y qué decir de su uso en la foto del perfil de Facebook, LinkedIn… o en cualquier red social.

Nos encontramos ante una era del uso de la imagen y el audiovisual como un conjunto que tiene una meta distinta: la de mostrar imágenes que concebimos como estáticas pero que incluyen un movimiento natural propio de estar posando. Es cuestión de tiempo que podamos ver las nuevas formas de perfiles en nuestras páginas, haciendo unas presentaciones diferentes, reales y cercanas.

Aún no hay comentarios

Dejar un Comentario

Mensaje