Fotografía para bloggers de cocina: Fotos originales

Como todo el mundo sabe, las fotos son una impresión de la realidad en formato digital o físico. Y que algunas veces, esa impresión ha pasado antes por un proceso de retoque para su mejora y publicación en los medios. Os habrá venido a la mente que esto se realiza con fotos de personas, ya sean modelos o personajes públicos pero… ¿qué pasa con la comida?

Las recetas de los libros que nuestras familias tienen en sus cocinas han quedado relevados a las recetas virtuales. Las recetas a las que puedes acceder con tan solo poner 3 palabras clave en el buscador y te indica ingredientes, tiempo de cocción y hasta donde puedes encontrar las ofertas del momento en el mercado de la esquina. Y como no, los vídeos “paso a paso” de toda receta para hacerla más explicativa.

Por todo ello surge la figura de blogger de cocina, quienes ofrecen sus recetas con temáticas en sus fotos o vídeos, recetas inusuales, recetas de 10 minutos… Y como todo buen trabajador en la red, deben tener especial cuidado en la primera imagen que vamos a ver en sus recetas.

Desgraciadamente aún no podemos percibir los olores por la red, por lo que las imágenes de sus recetas deben plasmar toda la esencia del plato y deben incitar a querer probarlo y como  no, a cocinarlos nosotros mismos. En definitiva, deben hacer un buen book de fotos de sus platos.

¿Qué hay que destacar en las fotos de comida de nuestras recetas?

  • Planea el escenario con antelación. La comida pierde su bonito aspecto tras poco minutos después de haberla cocinado.
  • Juega con las luces. La luz natural desde un lateral o desde atrás da un muy buen aspecto a los platos.
  • Haz que la comida sea el punto principal de atención en la foto, evitando los distintos colores y que, por ejemplo, el mantel sea más llamativo que la propia comida. Los colores tierra suelen acompañar muy bien a este tipo de fotos.
  • Experimenta con todos los ángulos y haz varias fotos de una misma escena.
  • Incluye los ingredientes con los que se ha realizado la receta. En el caso de una hamburguesa, mueve los ingredientes hacia la cara que vamos a fotografiar. El resultado será mucho más “apetitoso”.
  • Muestra que los alimentos sean “frescos”. Si fotografías unas hortalizas o fruta, un pulverizador de agua hará que luzcan mucho más vistosas.
  • Y lo más importante, improvisa y sé creativo. Toda idea que haga distinta tu foto será bien recibida por los lectores.