Lanza tu carrera de modelo: consejos para tu sesión de fotos

Eres fotogénico/a, te encanta la moda, las cámaras sacan tu mejor lado, y lo mejor de todo es que te sientes como pez en el agua posando. Seguramente que se te haya pasado por la cabeza el ver qué podría pasar en el mundo de la moda pero aún no te has decidido.

En muchas ocasiones no damos ese primer paso, quizá por miedo propio o por el qué dirán, ¿estaremos a la altura? Lo que está claro es que si es algo con lo que disfrutamos, estamos cómodos y se nos da bien… ¿por qué no intentarlo?

Lo primero de todo es tener unas pequeñas nociones sobre cómo estar frente a la cámara. Hay personas que el acto de posar es como el pestañeo, les sale solo y aunque nunca lo habían hecho antes, posan como si hubieran crecido en una pasarela. Además, son personas fotogénicas y tiene un aspecto estupendo en el 98% de las fotografías. Aún así, nunca está de más tener en nuestro conocimiento algunas pautas para sacar el máximo partido a nuestra imagen:

– Vamos a lanzar nuestra carrera y lo esencial en todo camino de modelo es un book de fotos. Un book que refleje todos los estilos de moda. Este book puede ser una lanzadera a este mundo y es importante que está bien confeccionando mostrando todas tus facetas. Tendrás amigos que se dediquen a la foto amateur y que pueden ayudarte pero es preferible la elección de un equipo de fotógrafos profesionales para obtener el mejor book. Ellos podrán asesorarte sobre cómo colocarte y sacar las mejores fotografías.

– En cuanto a la indumentaria es imprescindible sentirse cómodo con la ropa. Elegir colores que nos sienten bien y elegir ropa casual y elegante. Tenemos que vernos bien nosotros mismos para que los demás también puedan hacerlo.

– Es difícil mantenerse frente a  la cámara con una postura natural, más cuando no se está acostumbrado. Pero es idóneo que te muestres relajado y mantengas unas posturas no forzadas, así las fotos lucirán más naturales.

– El maquillaje debe darte algo de color y eliminar pequeñas imperfecciones, pero no debe ser excesivo. A no ser que la sesión de fotos lo requiera y deba ser clave principal. Lo ideal es que el maquillaje sea natural y defina mejor tus rasgos.

– Y sobre todo, no dejes de sonreír (sin ser risa forzada ni carcajada) y mostrarte feliz. El hecho de que te sientas así la cámara es capaz de captarlo y en las fotos se mostrará ese estado.

Aún no hay comentarios

Dejar un Comentario

Mensaje