Sesión de fotos en estudio: que elementos hay que cuidar

Durante una sesión de fotografía, cada detalle cuenta para el resultado final, vamos a explicar algunos elementos que hay que cuidar en una sesión de fotos en estudio.

Cuida la iluminación

Uno de los aspectosmás importantes es la iluminación, si quieres conseguir resultados originales, la luz puede ser tu gran aliado. Sólo tienes que tener un equipo humano y técnico que te permita tener distintas fuentes de luz con las que poder jugar.

Es más importante la experiencia del fotógrafo que la cámara, debe tener dominio de todos los tipos de luz: la luz contínua está encendida de manera fija y constante, el flash externo sincronizado con el disparo hace que rebote o se difumine la luz, y el flash de estudio mucho más grande, potente e intenso que el flash externo. ¿Hay alguno mejor que otro? Todos tienen ventajas e inconvenientes, la luz contínua gasta más electricidad pero es más fácil de controlar, el flash externo es fácil de mover pero no es tan potente como el flash de estudio. Todo es cuestión de probar y saber combinar las distintas posibilidades.

Estos elementos se complementan perfectamente y casi de forma obligada con los difusores y los reflectores, estos te ayudan a reflejar la luz y regular su intensidad. Dependiendo de donde los coloques, llegará más o menos luz a los elementos que haya delante del objetivo. Al igual que la luz, el color también es un elemento que debemos cuidar en las sesiones de fotos en estudio.

Sesión de fotos en estudio

Elementos que hay que cuidar en una sesión de fotos en estudio: La estabilidad de la cámara

Por mucho que cuides la luz, hay un elemento muy útil para un fotógrafo: el trípode permite estabilizar la cámara para que las fotografías no salgan borrosas. Las cámaras profesionales son bastante pesadas por los elementos que llevan y no es nada fácil ni recomendable intentar mantenerla quieta al disparar sin tener trípode.

Cuida el espacio

Cuanto más cuides el espacio donde se vaya a realizar la sesión, mejores resultados obtendrás. ¿Por qué? Necesitamos un lugar amplio donde todas las personas se sientan cómodas trabajando, un lugar pequeño puede agobiar al personal y hacer que trabajen a disgusto. En estos casos se cumpla regla de que es mejor que sobre a que falte. Es un lugar donde las personas se van moviendo y lo mejor es tener espacio para desenvolverse sin miedo a molestar al de al lado. (El espacio de fotografiado se construye a partir de los 4 metros de ancho y 5 metros de largo, y con una buena altura para poder tener trípodes altos y otros elementos de gran altura).

En una agencia de fotografía profesional encontrarás profesionales que dominan estos elementos a la perfección y estudios con equipos de alta calidad.