Videobook Profesional Interactivo

A la hora de pensar en un vídeo book profesional, siempre tendemos a pensar en un formato básico donde un individuo cuenta su experiencia laboral, y en el caso de los actores o modelos, se puede añadir alguna imagen de archivo. ¿Y si quisiéramos hacer un formato totalmente innovador y llamativo? Vamos a hablar del vídeobook profesional interactivo.

Un vídeo interactivo, ¿qué es?

Un vídeo donde el espectador tiene capacidad de decidir sobre lo que va a pasar en él. Es un formato que ya se está testeando en plataformas conocidas de series, y también en e-commerce. Si se realiza con una buena estrategia, puede ser muy efectivo, y por este motivo se está expandiendo a muchas otras áreas.

Consigue el trabajo de tu vida

A la hora de conseguir un puesto de trabajo, lo mejor que estrujarte un poco el cerebro para resaltar entre todos los candidatos. Este formato puede ser una buena opción que debes plantearte si quieres conseguir el trabajo de tus sueños a toda costa.

Hacerle partícipe

Si un director de recursos humanos, o un director de casting tienen la posibilidad de ser partícipes de tu vídeo book, ten por seguro que se van a acordar de tu nombre y de tu cara. Ahora bien, cómo lo planifiques y lo ejecutes va a hacer que la impresión sea positiva o negativa.

videobook para actores tarifas

Complejo pero efectivo

Es un trabajo más complejo y requiere más tiempo de preparación y de grabación, pero todo sacrificio tiene su recompensa. La planificación y ejecución partirá primero del sector al que te dediques, así como el puesto al que quieras optar. Si vas a por un puesto de publicidad, tienes mucha más libertad de creatividad, puesto que la exigencia por parte de la empresa también será mayor.

¿Qué elementos contiene un vídeobook profesional interactivo?

Lo más básico serán botones que harán que la siguiente escena sea una pieza audiovisual u otra. La finalidad es que el espectador vea lo que más le interese, en este caso serían aspectos profesionales relevantes. Esto depende de cómo lo quieras organizar.

Los botones no sólo servirán para invitarle a elegir qué escena quiere ver. También puedes proponerle cambiar el plano, el zoom, el punto de vista o el encuadre.

Un vídeo puede tener un grado de interacción sin incluir estos elementos, por ejemplo, puedes lanzar preguntas y dejar unos segundos de reflexión. Esto depende del carácter que quieres que tenga el vídeo y también de tu personalidad, no olvidemos que estos vídeos sirven para darte a conocer tanto laboral como personalmente. No olvides asesorarte con una buena productora audiovisual con experiencia en este tipo de contenidos para poder llevar a cabo un vídeobook profesional interactivo de calidad.