Consejos para que tu sesión de fotos sea de 10

El simple hecho de querer tener una sesión de fotos no quiere decir que seamos profesionales o que queramos acceder a una agencia de modelos o actores. Tan solo queremos tener una sesión de fotos que recuerde el momento en el que no la hicimos y poder disfrutar de ellas en un futuro, compartiéndolas con nuestros amigos y familiares o simplemente para nosotros. Lo importante de todo es que no es necesario ser un profesional en la materia para posar, por lo que no tenemos que tener miedo a la hora de ponernos delante de la cámara.

El estudio donde realices la sesión tendrá el material y los medios profesionales para que de la sesión salgas 100% satisfecho. Además, los fotógrafos están acostumbrados a tratar con personas que no han hecho un book de fotos y te darán  las pautas para que te sientas relajado y disfrutes de la sesión. Pero antes de la hora de la verdad queremos darte unos consejos para que puedas ir preparando el camino y hacer salir a flote tu lado más fotogénico.

– Pensar en un tema en el que se base la sesión siempre es de gran ayuda. El estilo de la ropa, el escenario donde va a transcurrir… imagina qué tipo de fotos quieres obtener para que la sesión quede a tu gusto.

– Un primer encuentro con el fotógrafo puede ser de gran ayuda. El conocer al profesional crea un vínculo de confianza, el cual se verá reflejado durante la sesión y en  las fotografías finales.

– A partir del tema elegido y de haber tenido un primer encuentro con el fotógrafo, puede elegirse el tipo de vestuario que se debe llevar en el momento de la sesión. Incluir atrezzo puede crear un ambiente adecuado para las fotos y el resultado será mejor de lo que esperabas.

– En cuanto al maquillaje, lo ideal es que las fotos transmitan naturalidad y te muestren tal como eres. Por lo que es recomendable que el maquillaje sea sencillo y no destaque más que tú en las fotos. Pero como no, todo depende del tipo de reportaje que se quiera.

– Ante la cámara tenemos que estar predispuestos a las recomendaciones del fotógrafo. Ellos tratan cada día con personas como nosotros y nos indicarán cuál es la mejor forma de estar presente ante la cámara.

– ¡Pero lo más importante es perder todo nerviosismo disfrutar de toda la sesión y sacar lo mejor de nosotros en las fotos!