Consejos para tu primer book de fotos: Cómo Posar

La idea de posar frente a una cámara siempre provoca inquietudes, los nervios son normales, especialmente cuando se trata de la primera vez. Para evitarlo existen una serie de trucos que ayudan a sentirse más seguro y a confiar en uno mismo, lo que se percibirá en el resultado final de las fotografías.
Independientemente de la finalidad del book de fotos, ya sea para uso profesional o simplemente por tener unas fotografías de calidad, es muy importante dejarse guiar por el fotógrafo y seguir sus indicaciones ya que gracias a su experiencia  sabrá sacar lo mejor de cada modelo.

Posar delante de una cámara requiere una técnica muy sencilla y para empezar basta con aprender tres simples movimientos:

  1. Cuando se trata de estilizar la figura, una de las poses más habituales consiste en colocar una pierna por delante de la otra, de modo que se consigue una sensación de longitud. Para que el efecto sea perfecto del todo, las rodillas deben estar ligeramente dobladas y los pies mirando hacia el frente.

  2. Otra de las poses más útiles se basa en mantenerse erguido de forma relajada con el cuello estirado y el mentón levemente hacia arriba mientras que los hombros se mantienen hacia atrás abriendo el pecho.

  3. Los escorzos también consiguen bonitos efectos. Uno de los más sencillos es girar el torso ligeramente a la vez que se mira a cámara.

     

Aún no hay comentarios

Dejar un Comentario

Mensaje