Diferénciate con tu fotografía de CV

Aún vivimos en un mundo en la que una imagen vale más que mil palabras, y ante un primer vistazo, las personas que se seleccionan los curriculum lo harán ante el que tenga una buena foto acorde a la situación. El tener un curriculum impecable, con la máxima formación en tu ámbito laboral y una experiencia que desbancaría a cualquier pretendiente a la vacante propuesta puede tener un valor nulo si la foto del mismo no acompaña.  Y como no, también tenemos que tener en cuenta el país donde vayamos a presentar nuestro CV.

Por ejemplo, en Alemania es más que probable que si les enviamos un CV sin fotografía no lo tengan en cuenta, pero seguramente nos pidan que les mandemos una fotografía, mientras que en el Reino Unido se trata de una intromisión en la intimidad. Se considera ilegal que las personas de Relaciones Públicas juzguen a los candidatos por edad o raza, y esa información es fácilmente deducible de una fotografía. En España, se calcula que en torno al 80% de las personas que tienen en su poder el CV de algún candidato, las tres cosas que primero observan es el nombre, posición actual y la fotografía del candidato.

En este caso, las redes sociales han afectado al hecho de seleccionar la fotografía ya que tenemos que tener en cuenta que estamos solicitando un puesto de trabajo ante personas profesionales, y no estamos solicitando la amistad virtual de alguien que acabamos de conocer.

Afortunadamente, otras redes sociales están dando una serie de pasos en silencio, como ocurre con LinkedIn, donde vemos cómo van aumentando las fotos en los CV virtuales y que éstas tienen carácter profesional. Ten en cuenta que cada vistazo a tu CV es una oportunidad para acceder a un puesto de trabajo, y debes tener todas las cartas encima de la mesa: una buena formación académica, muchas ganas de aprender y como no, una buena foto de perfil y cv que muestre tu verdadera faceta profesional.