Sesión Profesional de retrato: marca personal

En numerosas ocasiones hemos fotografías profesionales de uno mismo. Probablemente, es la especialidad fotográfica que más demanda genera, ya que sirven para guardar un buen recuerdo, para obtener fotos personales en un momento concreto de nuestra vida o simplemente, para vivir una experiencia única y posar ante la cámara como si fuésemos auténticos modelos durante unas horas.

Un book de fotos individual o la fotografía de retrato, no es simplemente imagen. Es nuestra marca personal plasmada en fotografías. Un fotógrafo profesional podrá captar a través de ella, la personalidad, rasgos, características e incluso carácter, de la persona fotografiada. El estilo de las fotos, la luz, la composición y los encuadres utilizados en cada momento, son puntos esenciales para transmitir el sello personal del fotógrafo.

Intentar crear un ambiente agradable y cómodo para la persona fotografiada, también resulta clave para que ésta esté mucho más receptiva y se muestre tal cual es frente a la cámara. Es recomendable intentar establecer siempre, una buena sintonía con el retratado. No es tanto una cuestión de la belleza de la persona retratada, sino de la actitud, la mirada, el gesto, el carisma que transmita.