Las mejores poses para sesiones de fotos

posar como una modelo

Hacer una sesión de fotos profesional es algo que puede aportar una gran profesionalidad a tu marca personal. No obstante, es algo que para muchos puede resultar incómodo al no saber cómo posar para las fotos.

En este artículo resolveremos las principales dudas que todos tenemos cuando empezamos en este mundo y trataremos de resolverlas de la mejor forma posible.

¿Qué es una sesión de fotos?

Una sesión de fotos es una cita donde un modelo posa frente a un fotógrafo profesional, quien realiza varias tomas de una fotografía para posteriormente elegir aquellas en las que el modelo sale más favorecido.

Entonces ¿Dónde puedo hacer sesiones de fotos?

La pregunta tiene fácil solución, una buena sesión de fotos debe de ser realizada por un buen estudio de fotografía, de esa forma te asegurarás la máxima calidad de las fotos que realices.

Y, ¿Quién puede realizar un book de fotos?

La respuesta rápida es, todos, aunque existen varios “grupos” diferenciados que optan por tomar sus fotos en un lugar profesional:

  • Individuales: seguramente la que más abunda, sacarse fotos personales, ya sea para guardar en un álbum o porque tu trabajo lo exige. Es una experiencia muy satisfactoria. ¿A quién no le gusta sentirse como un modelo? 
  • De pareja: retratar el amor que sentimos por nuestra pareja en unas cuantas fotografías es algo muy bonito, además el recuerdo de la experiencia perdurará varios años. (En esta sección también entrarían las sesiones de fotos de boda)
  • Bebés: muchas veces queremos hacerle una sesión de fotos a nuestro bebé recién nacido, ya que de una etapa tan bonita como los primeros años de la infancia debe quedar constancia en imagen, además de, por supuesto, enseñar esas fotos a nuestros seres queridos.
  • En grupo: una sesión de fotos con tu grupo de amigos es, posiblemente, esa idea que surge una tarde cualquiera y que es aceptada por todos sin necesidad de discutirla. Además no tiene por qué ser con tus amigos, siempre puedes hacerte una sesión de fotos familiar.

Las claves del éxito de una sesión de fotos, como dijo la cantante Beyoncé: “no hay nada más encantador que una mujer con confianza en sí misma”. Frase totalmente cierta que nos lleva a la conclusión de que para triunfar con tus fotos, debes transmitir seguridad y confianza.

Cuando tenemos cita en una sesión de fotos es importante tener un trabajo previo por nuestra parte.

Como posar en una sesión de fotos

Sobre todo si vamos a hacer un book nuestro, pues debemos llevar determinada ropa o determinado maquillaje, para conseguir el mejor resultado en dicho book.
Es por esto que cuando nos adentramos por primera vez nos resulta tan difícil mostrar esa naturalidad ante las cámaras, ya que en nuestra cabeza nos inunda la incertidumbre y el desconocimiento.

Pero no te preocupes, la práctica hace al maestro y, seguro que tras unas cuantas sesiones, irás más relajada/o y saldrás aún más natural.

¿Qué es un book de fotos?

Un book es una colección de fotos de un modelo, con diferentes planos que permite, a las personas encargadas de la selección de talentos en un casting, decidir quién es la persona indicada para llevar a cabo el proyecto que van a realizar.

La idea del book es mostrar cómo eres realmente, es decir, que la persona que vaya a mirar esa composición de fotografía pueda conocerte de la forma más real posible.Un book debe estar actualizado, todas las personas evolucionamos y estas evoluciones debes mostrarlas y plasmarlas en tus fotos: el cambio en el pelo, en la figura de tu cuerpo…

¿Cómo nos debemos preparar para un book?

Según con qué finalidad queramos el book podremos prepararnos de una forma u otra. Por eso es que anteriormente hablamos que debemos tener un “estudio previo” del objetivo del book antes de realizarlo, para de esa forma estar lo más preparados posibles. 
Debemos empezar a organizar el book, ¿Para qué vas a querer el book?, ¿Para iniciarte en el mundo del modelaje?, ¿Para una entrevista para un papel en una serie?.

Responder a esas preguntas es el principio para lograr una sesión de fotos más que exitosa.

¿Qué vestuario llevar para realizar un book?

Esta es una pregunta en la misma línea que la que hemos realizado anteriormente, y es que según qué tipo de book vas a realizar necesitarás una u otras prendas.
Si quieres ser un modelo de bikinis o de traje de baño, tu book debe contener este tipo de prendas, pero si el look que buscas es todo lo contrario, debes evitar incluirlas.

Un consejo: si quieres entrar en una agencia de modelos debes tomar ejemplo del vestuario que allí utilizan, así como del maquillaje que emplean e intentar replicarlo en tu book. 

Entonces, según el tipo de perfil, necesitarás una u otras prendas.

Pero si lo que buscas es un perfil más general en tu book, lo que implementarás son prendas que queden muy bien adaptadas a tu estilo de cuerpo y con colores neutros.

Además deberás planear el vestuario que vas a llevar en función de la localización en la que te vas a sacar las fotos, no es lo mismo que la sesión sea en la playa que en la montaña; de día o de noche; en estudio o exterior…

¿Qué planos debemos incluir en un book?

Los planos más básicos y que tu colección de fotos debe incluir sí o sí son: primer plano, plano medio, plano americano y plano general.

¿Y maquillarse para un book?

Es muy recomendable, y sobre todo contar con un profesional, para que potencie nuestras cualidades a la hora de tomar las fotos para el book, es muy común que por temas de reducción de costes se ahorre ese dinero, pero en realidad si queremos un book profesional, sin duda, un maquillador profesional, sabrá cómo sacarnos todo el partido para posar delante de la cámara.

Tips para desenvolverse con naturalidad ante la cámara:

  1. Debes ponerte delante del espejo y conocer tus ángulos y posturas en las que mejor te ves posando, y ver las posiciones que más te favorezcan.

Conocer tu anatomía corporal, ver lo que te gusta y lo que te gustaría potenciar… prueba diferentes ángulos y practica las poses más favorecedoras, esto es de lo más importante a la hora de ponerse delante de una cámara. Además de conocerte mejor, sentirás una mayor confianza en ti mismo/a.

Sin duda es uno de los puntos en los que tendrás que hacer mayor hincapié pero, una vez conseguido, ya tendrás más del 60% del trabajo realizado.

  1. Corrige tu posición corporal, para corregir tu postura es necesario que estires tu cuello, corrijas la posición de tus hombros, y evites la curvatura que pueda crear tu espalda, deja que tus manos caigan de manera natural por los lados de las caderas. Si es necesario estira un poco el mentón para tener una pose más estilizada.

Si vas a realizar una pose en la que tienes que estar sentado, ten en cuenta tu posición en la zona alta de las espalda, evita y pon atención en no curvar o mantener una posición en forma de joroba, que afectará a tu pose.

  1. Si lo que buscas es tener una pose muy estilizada, debes entonces, avanzar una pierna con respecto a la otra, esto hará que tus piernas se vean más largas y estilizadas, coloca el cuerpo sin curvatura, y como hemos dicho anteriormente, si es necesario, levanta un poco la cabeza y el mentón para estilizar toda tu figura.

Para marcar  la zona del cuello debemos estirarlo, pero no necesariamente solo hacia arriba, si no un poco hacia delante, y enfrente el espejo buscar la posición que mejor se adapte a nuestro rostro.

Además, lo que necesitamos es tener un rostro relajado para que nuestros rasgos faciales no se vean forzados, mantener la lengua en la parte de arriba de nuestro paladar, descansar en los dientes delanteros hará que se estilice y se estire nuestro rostro. 

  1. Mejora tu mirada, para que transmita seguridad y un toque de sensualidad, que sin duda mejora muy notablemente el conjunto de la fotografía.

Debes cerrar levemente los ojos y pensar a su vez en algo que te haga feliz, con esto consigues que tu mirada se vea mucho más seductora y a su vez cambias un poco la forma en que tus labios se mueven para mostrar naturalidad y felicidad.

ideas para sesiones de fotos

Con los ojos se transmiten emociones, debemos evitar que estos se queden en blanco, porque con ello lo único que conseguimos es que se pierda gran parte de las emociones en una fotografía.

Para evitarlo debemos mirar un punto fijo con referencia en tu fotógrafo, pero donde en ningún momento se queden en blanco tus ojos, ya que la mirada tiene que parecer lo más real y natural posible.

Todas las actrices por ejemplo, en la entrega de los Oscar, posan con estos trucos, porque saben lo importante que es la mirada a la hora de hacer una foto.  

  1. Ten en cuenta la posición natural de las manos, las manos son uno de los puntos donde fijarse si un modelo está nervioso o no, por que la posición de las manos debe ser relajada, y da igual cómo estés posando, con las manos en la cara, estirado con las manos por detrás de la cabeza… siempre deben tener una pose natural, y la conseguimos dejándolas relajadas, ellas se semiflexionarán, y de esa forma conseguiremos más naturalidad en la pose.
  2. Buscar la foto casual, si queremos buscar una foto de este estilo, con naturalidad, lo más importante que debemos tener en cuenta es que debemos recrear una acción. Por ejemplo, si queremos sacar una foto con el teléfono móvil, lo que debemos recrear es que estamos mirando el móvil con naturalidad y olvidarse de la cámara.

Haz como que la cámara te pilla por sorpresa, como si no te esperases que estuviese allí, de esa forma saldrás aún más natural.

Pero sin duda, el tip más importante que podemos darte, es que confíes en tu fotógrafo, él es el que realmente te guiará durante la sesión y el que sabe cuáles son las posiciones que más te favorecen.

Y recuerda que para que todo fluya lo importante es sentirse seguros, mostrarse con naturalidad y disfrutar de la sesión de fotos. Vistos los conceptos principales de una sesión fotográfica podemos pasar a ver uno de los conceptos más importantes que se nos presentan: cómo debemos posar de forma correcta.

En los siguientes párrafos encontrarás una guía en la que te mostraremos los aspectos básicos y las principales poses que puedes adoptar a la hora de presentarte a una cita con tu fotógrafo.

¿Cómo posar para fotos?

Adoptando una buena postura a la hora de posar en tus fotos conseguirás una estética mucho más estilizada de tu figura, además, mantener una buena posición fuera del estudio contribuirá a disminuir posibles problemas posturales que puedan surgir en un futuro.

A continuación, vamos a mostrarte cuáles son las poses que más te van a favorecer a la hora de acudir a una sesión de fotos.

Posa de espaldas.

Una de las poses preferidas por modelos, posar de espaldas. Deja ver ligeramente tu cara por encima del hombro, o incluso girando un poco tu cuerpo y viendo a cámara, recuerda, tiene que parecer lo más natural posible.

Brazos en jarra.

Sin duda una de las poses que más favorece a los que la portan, estiliza toda tu silueta y remarca tu cintura.

Alinea tus brazos con las rodillas y de esa forma conseguirás una pose perfecta.

Manos en la cintura y dedos hacia atrás.

Uno de los errores que más se comete cuando se posa con las manos en la cintura en las sesiones de fotos es ubicar nuestros dedos hacia adelante, y lo cierto es que esa es la posición más natural, pero no la que más favorece.

Para corregirla simplemente coloca tus pulgares en la parte delantera de tu cintura y el resto de los dedos detrás.

Piernas separadas.

Otro error muy común es mantener las piernas juntas a la hora de posar, asegúrate de que tus piernas estén un poco separadas en tu sesión de fotos, así, además de ganar estabilidad, conseguirás mostrar un abdomen más reducido y estilizado.

No cruces las piernas.

Generalmente cuando estamos sentados tendemos a cruzar las piernas, esto es un error bastante frecuente y debes evitarlo a toda costa, cuando te sientes, pon las piernas en paralelo y déjalas caer un poco hacia un lado, es la mejor postura y evitarás que tu cintura se mire asimétrica.

maquillaje para book de fotos

Tu lado bueno.

Recuerda que nadie en este mundo es cien por cien simétrico de forma natural, es por eso que debes conocer cuál es tu lado bueno antes de ir a hacerte un book de fotos.

Debes pasar unas cuantas horas frente al espejo decidiendo qué lado es el que más te favorece.

Sube los brazos.

Está claro que esta es una de las posiciones (junto a la de los brazos en jarra) que más favorece y que es usada por la gran mayoría de modelos.

Una de las poses que puedes adoptar es un brazo arriba recogiéndote el pelo y dejando caer el otro brazo sobre la cintura, agarrándola suavemente.

De esta forma conseguirás, por un lado, “alzar tu pecho” y por otro solucionar el problema de “¿Y qué hago con las manos?”

Controla la postura 

Está claro que una de las cosas que más feo dicen en las fotos son las espaldas encorvadas, si quieres salir siempre genial en tus fotos recuerda mantener una buena postura, con la espalda recta.

Este tip se puede llevar fuera del estudio de fotografía, además de evitar que te salga joroba, tu espalda te agradecerá que mantengas tu postura controlada.

Hay muchos videos que dan consejos para mantener una postura perfecta y cómo ser consciente de tu postura, pero sin duda, lo que más puede ayudarte en este caso es hablar con un especialista, por ejemplo, un fisioterapeuta.

El efecto pierna larga

Seguro que esta clase de fotos las has visto un montón de veces, y la verdad es que está claro que es una de las poses que más favorece, consiste en adelantar una pierna de forma que tu figura aparece mucho más estilizada.

Además, si esta postura se combina con un buen plano fotográfico se consigue una de las poses más profesionales. La posición de los hombros (si están hacia adelante o hacia atrás) juega un papel fundamental en esta postura, encuentra la que más te favorezca.

Utiliza tu pelo.

Si tienes el pelo largo, una de las poses que más favorecen en las sesiones de fotos es cualquiera que involucre el pelo. Puedes cruzar los brazos y con uno de ellos tocarte el pelo, hacer como que te lo acomodas… en realidad las opciones son infinitas, solo debes dejar volar tu imaginación.

Apóyate en la pared.

Si estás al aire libre, uno de los grandes recursos que puedes utilizar en las fotos y que realmente aportan muchísimo son las paredes, simplemente apoyándote como lo harías normalmente en ellas y conseguirás un gran efecto. A partir de ahí las opciones son ilimitadas, solo debes dejar volar la imaginación y, por supuesto, dejarte aconsejar por tu fotógrafo.

Una de las maneras de aprovechar al máximo las paredes es combinándolas con un plano americano.

Cruza ligeramente las piernas.

Otra de las poses más naturales que puedes conseguir y que puedes combinar con la anterior, cruza una pierna por delante de otra y apóyate contra una pared, recuerda hacerlo de una forma natural y poco forzada.

Sujetando un bolso.

Añadiendo un bolso en las fotos conseguirás darle un toque aún más natural a tu sesión de fotos, ya que tus manos estarán colocadas en el mismo lugar en el que estarían en la “realidad”.

Mirando hacia abajo.

Agachando un poco tu barbilla y estirando ligeramente el cuello conseguirás que este aparezca mucho más delgado y estilizado. Recuerda mantener la lengua pegada al paladar y detrás de los dientes superiores para evitar que aparezcan arrugas en tu cuello.

Prueba a tumbarte.

Sobre todo si estás al aire libre, prueba a tumbarte sobre la hierba y a sacar la foto desde ese plano. Puedes experimentar diferentes variantes, boca arriba, boca abajo, de lado… Realmente las posibilidades son bastante grandes.

Tipos de escenario que debes experimentar en tu sesión de fotos

Otro de los grandes factores que influyen considerablemente en una buena foto o en un buen book es la localización de las mismas. Si estás en la playa o si estás en la montaña, si es de noche o de día, si el paisaje es urbano o rural… estos factores determinarán, ya no solo la propia estética de la foto si no también el vestuario que deberás llevar.

Ya hemos visto cuales son las mejores poses para tomarse fotos, ahora, pasemos a otro de los aspectos más importantes, el lugar en el que te vas a sacar la foto.

Fotos en la playa.

Con la llegada del verano y del buen tiempo, son muchos los que se lanzan a las playas en busca de un poco de sol, arena y agua. Pero además, una buena forma de aprovechar al máximo un día en la playa es concertando una sesión de fotos con tu fotógrafo.

Seguro que has visto a todos/as los influencers sacándose fotos en la playa en bañador o en bikini, y la verdad es que es un paisaje que siempre queda muy bien en las fotos.

Puedes sacar una foto en el agua, directamente en ella o aprovechando el momento en el que las olas rompen detrás de ti, todo depende del efecto que quieras darle.

Uno de los trucos más usados por influencers es mojar un poco el pelo, pero no mucho, de esa forma la foto parecerá mucho más natural pero evitarás que tu pelo se estropee y salga mal en la foto.

También puedes aprovechar la sombra que dan los árboles o las palmeras (si las hay) y dejar que se proyecte sobre ti, produce un efecto muy bonito.

Aprovecha la golden hour

Seguro que has oído mil veces ese término, quizás sepas a que se refiere o quizás no. La golden hour es ese momento del día que transcurre entre la puesta del sol y la oscuridad, cuando aún se puede ver el sol pero ya se está yendo. Pues bien, esta es uno de los mejores momentos del día para sacarte fotos, aprovecha para sacarte fotos a contraluz, el sol está especialmente bonito durante este momento y una foto a contraluz donde salga el sol mejorará considerablemente la estética de la fotografía.

También puedes aprovechar la arena para sacarte alguna foto divertida, puedes enterrarte o aparecer jugando con ella.

Sin duda la playa es de los mejores paisajes que puedes elegir para tus fotos y que más te van a favorecer.

Fotos en la montaña.

En contraposición con el mar tenemos la montaña, otro de los paisajes preferidos tanto por fotógrafos como por modelos. Y es que un buen paisaje de montaña, con unas increíbles vistas en lo alto, crea uno de los mejores encuadres en tus fotografías. En este caso te recomendamos que dejes ver más el paisaje y las vistas, deja que tu fotógrafo se aleje un poco de ti y tome la foto desde un plano más general, te aseguro que te va a encantar el resultado.

Fotos en estudio

Si estás trabajando con un fotógrafo profesional en tus sesiones de fotos, seguro que cuenta con un estudio al que asistir. Ir a un estudio a hacerse un book de fotos tiene un montón de ventajas, por ejemplo el control sobre el clima. 

Aunque en el exterior esté lloviendo, o haya niebla, en el estudio las condiciones meteorológicas siempre serán las mismas.

También permite tener un mayor control sobre la luz y el color de las fotos, ya que, por lo general, los estudios cuentan con un montón de focos que proporcionan iluminación de forma constante, eso sí, artificialmente. Además en un estudio hay un plus en privacidad, ya que pararse enfrente de una cámara y actuar con naturalidad no es tarea fácil, sobre todo si no estás acostumbrada/o.

Otra ventaja es que se facilita mucho más la posproducción, sobre todo por lo que te comentábamos antes, el fotógrafo tiene más control sobre la luz, la exposición, la temperatura… sabiendo exactamente qué valores tiene cada configuración el trabajo de  posproducción se agiliza bastante.

En adición, si el estudio cuenta con un croma es muy fácil que se puedan añadir ciertos efectos o incluso paisajes completos con un buen trabajo de posproducción.

Y realmente esto es todo lo que podemos contarte sobre el mundo de las sesiones de fotos, recuerda siempre confiar en tu fotógrafo/a, él/ella sabe perfectamente cuáles son las posiciones que más te favorecen y saben como sacar a relucir tus mejores atributos.

Además acuérdate que lo más importante y que siempre debes tener en la mente es que la foto que te saques debe de parecer lo más natural posible.


Contacta con nosotros: 

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje

    He leído y acepto la Política de Privacidad